Suelos de vinilo: cómo elegir, instalar y mantener su suelo de vinilo

Los suelos de vinilo son una forma asequible y duradera de imitar materiales y estilos de suelos más caros, como la madera dura, el mármol o los azulejos de porcelana. Disponible en planchas, láminas o baldosas, los avances en el diseño del vinilo han dado lugar a una plétora de opciones de color, superficies en relieve y efectos naturales.

Los pisos de vinilo o pisos tipo madera son una forma estupenda y económica de añadir color, diseño y personalidad a una habitación sin comprometer la seguridad o la calidad”, dice David Snazel, comprador de suelos duros en Carpetright. En los últimos años ha habido muchos desarrollos en el diseño y los estilos que significan que los efectos que el vinilo puede crear, como la baldosa o la madera, son increíblemente realistas.

Por qué elegir suelos de vinilo

El vinilo es excepcionalmente resistente, por lo que es una opción muy popular para las zonas de alto tráfico, baños y cocinas. Es una gran elección para las familias ocupadas con niños, ya que es muy duradero, a prueba de humedad y antideslizante, a la vez que es más suave y cálido bajo los pies que el laminado”, explica David.

Al elegir un suelo de vinilo, es importante tener en cuenta la calidad del diseño y los detalles. Para asegurarse de que reproduce eficazmente los elementos de la madera, la piedra o la porcelana, fíjese en el diseño de los nudos y las vetas, el color y el brillo del acabado, y la reproducción de las imperfecciones naturales, como las grietas y las vetas. Elegir un diseño que tenga un aspecto ligeramente desgastado hará que los defectos sean menos perceptibles”, añade David.

Cómo elegir el mejor suelo para la cocina

Planchas, láminas y baldosas de vinilo: ¿cuál es la diferencia?
Los suelos de vinilo en planchas son la opción más asequible debido a su relativa facilidad de instalación. Disponible en una amplia gama de diseños, las láminas de vinilo cubren la mayoría de los suelos en una sola pieza, con muy pocas costuras. La suave superficie es impermeable y cómoda de pisar. Hay que tener cuidado al colocar las láminas de vinilo, ya que un corte incorrecto no se puede deshacer. Del mismo modo, los desgarros o daños no pueden repararse sin problemas.

Los suelos de planchas de vinilo suelen estar diseñados para parecerse a la madera o la piedra real; las opciones más caras suelen tener acabados antideslizantes texturizados y bordes biselados. Las planchas de vinilo son atractivas y resistentes y pueden utilizarse en zonas no recomendadas para la madera y, con el adhesivo adecuado, con calefacción por suelo radiante. El vinilo es más blando que la piedra y la cerámica, por lo que resulta más cómodo para los pies y perdona mejor cualquier cosa que se caiga sobre él.

Baldosas de Vinilo

Las baldosas de vinilo son en gran medida similares a las láminas de vinilo, con la excepción del tamaño. Las baldosas llegarán cortadas individualmente, invariablemente instaladas con adhesivo u ocasionalmente con un soporte despegable. Las baldosas de vinilo son muy ligeras y fáciles de trabajar -normalmente no se necesita más que una navaja para cortarlas- y las baldosas de vinilo autoadhesivas facilitan especialmente su instalación.

Baldosas de vinilo estándar frente a baldosas de lujo

Existen diferencias entre los suelos de vinilo estándar y las baldosas de vinilo de lujo (normalmente denominadas “LVT”). El vinilo de lujo es una opción de alta calidad que emula eficazmente los materiales de los suelos más caros mediante una técnica de instalación de tablas o baldosas. Ofrece las mismas ventajas de durabilidad y bajo mantenimiento que el vinilo, pero es compatible con la calefacción por suelo radiante para añadir un toque de lujo y calidez.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *